viernes, 17 de julio de 2015

Descubre Florencia


¡Hola a todos! Después de unos días con más pereza, aquí os traigo una nueva entrada a petición de unos amigos míos (Guille y Marta) que se van de vacaciones a Florencia este año y me han pedido que les hiciera una entrada para saber cosas de Florencia.

Así que, ¡¡allá vamos!!





Florencia es la capital de la Toscana y cuenta con 400.000 habitantes aproximadamente. Es una ciudad donde el arte ha hecho mella; se puede apreciar en las numerosas estatuas, plazas, edificios tanto religiosos como civiles, palacios, lonjas y museos.
Además, esta ciudad es famosa en todo el mundo por conservarse igual que en el siglo XVI. En Florencia, se unen el clasicismo y la modernidad, gracias a los proyectos que se han puesto en marcha, como la estación de tren de alta velocidad.

Un poquito de historia:

Florencia, en sus orígenes, era un campamento fortificado situado en la encrucijada que formaban los caminos de la costa del Tirreno y de los Apeninos.
Fue una ciudad etrusca dependiente de Faesulae, y más tarde, un municipio del Imperio romano. En el año 82 a. C., este territorio fue confiscado por los veteranos de Sila. Y tras la caída del Imperio romano, Florencia fue atacada numerosas veces por godos y bizantinos.
En la época feudal, la ciudad dependía de su obispo y del marqués de la Toscana.
Como muestra del poder de la ciudad, fue la acuñación de la moneda llamada “Florín de Oro” en el año 1252. Esta moneda estuvo en curso más de tres siglos como uno de los patrones monetarios del mundo junto al Ducado Veneciano.

Los Médicis fueron la familia más rica de Florencia y tenían grandes ambiciones políticas, que fueron llevadas a cabo por Cosme I, que no poseía ningún título, y consiguió gobernar Florencia en 1434, desterrando o arruinando a los adversarios.
Esta familia está íntimamente unida a la historia de Florencia, gobernó con interrupciones la ciudad durante 350 años. Durante este período, Florencia destacó tanto por su poder económico como por ser el epicentro de la cultura y el arte. Los Médicis además, eran los banqueros del Papa.

En 1530, el emperador Carlos I con el apoyo del Papa Clemente VII, tomó la ciudad y nombró a Alejandro de Médicis, duque hereditario de Florencia. Su sucesor, Cosme II, anexionó Siena en 1555. Al ser restaurados los Médicis, consiguieron gobernar dos siglos más.
La línea de los Médicis se extinguió en 1737, y con el nombramiento del Duque de Lorena, que era marido de María Teresa de Austria, Florencia pasó a formar parte de los territorios de la corona austríaca.
Tras el Congreso de Viena, la Toscana pasó a ser una provincia del Reino de Italia. Florencia se convirtió en la capital del reino desde 1865 hasta 1871, y además, fue sede del primer parlamento de Italia.

¿Qué se puede ver?



Ponte Vecchio: con sus casas y tiendas colgantes. Es uno de los puentes más famosos del mundo. En castellano sería “Puente Viejo”, y además, es el puente de piedra más antiguo de Europa.



Piazza della Signoria: es el centro del poder civil y la zona más animada de la ciudad.



Piazza del Duomo: junto con la Catedral, el Battistero y el Campanile, es el centro del poder religioso de la ciudad, y junto al Ponte Vecchio, el lugar más famoso de la ciudad.
                       
Las tres visitas clave en la Plaza del Duomo:



Catedral de Florencia: conocida localmente como “Duomo”, es una de las iglesias más grandes de la cristiandad. Además de la fachada en mármol blanco y verde, la cúpula de 45 metros de diámetro, es una de las más bonitas del mundo.



Campanile de Giotto: construido en el siglo XIV por Giotto y Andrea Pisano. Es el esbelto campanario de la Catedral de Florencia.



Battistero di San Giovanni: está situado enfrente de la Catedral y tiene un aspecto muy similar. Es el edificio más antiguo que hay en Florencia.
                       
Otras iglesias que ver:



Iglesia de Santa Croce: es la iglesia de la orden franciscana más grande del mundo, y además, el auténtico panteón de Florencia. Alberga casi 300 tumbas, incluidas las de Miguel Ángel y Galileo Galilei.



Iglesia de Santa María Novella: es la sede de la orden de los dominicos en Florencia. Su interior está repleto de detalles y sus paredes esconden verdaderas obras de arte.



La Capilla de los Médici: se encuentra en la Basílica de San Lorenzo que comprende dos estructuras añadidas al diseño original de Brunelleschi, actualmente es un museo estatal de Florencia y lugar de sepultura de la familia Medici. La Sagrestia Nuova (Sacristía Nueva) fue diseñada por Miguel Ángel. La Capella dei Principi (Capilla de los Príncipes) de los siglos XVI y XVII, está totalmente cubierta con un revestimiento de mármol coloreado incrustado con piedra dura.

Otros lugares que ver en Florencia:



Jardines de Boboli: al recorrerlos se revive la historia de los Médicis. Esta familia ocupó el Palazzo Pitti a mediados del siglo XVI. Además, estos jardines son los más grandes de Florencia.



Piazzale Michelangelo: en la zona más alta de la meseta al sur del río Arno, se encuentra esta plaza. Es uno de los mejores lugares para admirar Florencia en todo su esplendor.
                       
Museos y galerías:



Galería Uffizi: cuenta con cuadros como “El nacimiento de Venus” de Botticelli o “La adoración de los Magos” de Leonardo da Vinci. Esta galería de arte es el lugar más visitado de Florencia.



Galería de la Academia: cuenta con una gran colección de escultura, pintura e instrumentos musicales. Destaca por albergar en su interior la famosa estatua de “el David” de Miguel Ángel.

Otros museos en Florencia:



Museo Nazionale del Bargello: no es tan conocido como las dos galerías anteriores. Este museo recopila la mayor colección de esculturas italianas de los siglos XIV al XVI. El mero hecho de ver el edificio ya merece el precio de la entrada.



Palazzo Vecchio: tiene una decoración que recuerda a los palacios venecianos y una arquitectura que define la ciudad. Es una de las visitas más interesantes de Florencia.



Museo dell’Opera del Duomo: reúne las esculturas originales de los monumentos de la Piazza del Duomo. También, se exhibe herramientas y bocetos originales que fueron utilizados para la construcción de la Catedral.



Museo Galileo: cuenta con objetos muy valiosos, como el primer telescopio de Galileo. Además este museo es uno de los más importantes del mundo en su área.
                       
¿Qué comprar en Florencia?

Productos gastronómicos

Al igual que al visitar el resto de las ciudades italianas, el regreso a casa de un viaje a Florencia debe acompañarse de una maleta llena de pasta, quesos, licores típicos y aceites.
La pasta, la compra más común, podréis encontrarla tanto en supermercados como en tiendas gourmet o mercados. Los precios de las variantes más extrañas rondan los 3-4€ por un paquete de 500 gramos.
Entre los quesos merece la pena destacar el “Pecorino Romano” y el “Parmigiano Reggiano”. Veréis que los precios, en comparación con España, son relativamente económicos.

Moda

Aunque no estemos hablando de Milán, si algo caracteriza la parte norte de Italia es la pasión por la moda. En las calles florentinas encontraréis las tiendas de los mejores diseñadores.
Las calles comerciales más exclusivas son las cercanas al Ponte Vecchio: Via Por Santa María, Via Calimala y sus calles perpendiculares y paralelas.

Imitaciones

Por la calle encontraréis mucha gente vendiendo bolsos y otras prendas de imitación. Aunque regateando podréis comprar bolsos “de marca” por 10 euros (atentos que también multan si te pillan comprando, como en España).

Recuerdos y regalos

Miniaturas, camisetas, marionetas e incluso máscaras venecianas. Por las calles de Florencia encontraréis muchas tiendas y puestos callejeros donde poder comprar recuerdos de vuestro viaje.

Mercados y mercadillos

En Florencia hay tres mercados muy céntricos que no debéis perderos:



Mercato Centrale: construido en 1784, es un mercado a la antigua, un paraíso donde los gourmets podrán encontrar los mejores productos gastronómicos italianos.



Mercato San Lorenzo: Este mercadillo parte del Mercato Centrale y se extiende hasta la Iglesia de San Lorenzo. Como en cualquier mercadillo, podréis comprar tanto artículos de regalo, como camisetas, bolsos y otros productos.



Mercato del Porcellino: También llamado Mercato Nuovo. Es similar al de San Lorenzo. El nombre proviene de la estatua del jabalí salvaje que hay en su parte sur. Se dice que quien toca el morro del jabalí vuelve a Florencia.

Hasta aquí todo por hoy. ¿Habéis estado en Florencia? ¿Os gustaría ir a alguno? Contádmelo dejando un comentario :)

¡Hasta pronto!


4 comentarios:

  1. WWwoouw!! Menudas fotos! Imagino verlo en persona...sería una pasada! Me has contagiado ganas de conocerlo!

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo claro que voy a ir alguna vez. Siempre me ha encantado Italia y quiero ir a Florencia, Venecia, Milan,...a todas las ciudades que pueda jeje. Este año he estado en Roma y, aunque me haya asado de calor (para la próxima, o vamos a un sitio más fresquito, o vamos en otra época jaja), me sigue encantando...ya había estado con mis padres hace unos 6 años o así y quería volver con mi novio, y aún tenemos que volver un par de días porque no pudimos ver la Fontana di Trevi ¬¬ Estaba COMPLETAMENTE tapada ¬¬ Así que no hay más remedio que volver otro año...jaja Muchas gracias por esta entrada, guapa. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Tengo unas ganas locas de ir. Vivo en suiza y estoy bastante cerca, conozco mucho del norte de Italia... Pero mi asignatura pendiente es Florencia.
    Con este post me has dado aun mas ganas de ir, espero que de el 2016 no pase
    Gracias, un post muy completo
    La vida en Rouge à lèvres

    ResponderEliminar
  4. Florencia, una de esas cuidades a la que quiero ir, lo unico que no me gusta mucho de italia es la cantidad de iglesias que hay, pero es preciosa, Roma es maravillosa, y fotos que he visto de demás sitios es precioso, aunque claro Florencia esta a la cola, ya que Verona ocupa el numero 1 en la lista de ciudades italianas a las que quiero ir.

    un besito, un post genial

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...